Cómo ven su futuro los jóvenes mexicanos

0
19

UNA ENCUESTA REVELA

Se preguntó a 1000 jóvenes mexicanos de 32 estados de la República, entre 12 y 29 años de edad, lo que les importa hoy en día.

› Para el 96%, la familia es lo que más importancia tiene.

› El 91% considera que los estudios son importantes para superarse “y no ganar un sueldo miserable”.

› El 88% valora el trabajo.

› Sólo el 24% de ellos considera que la política es muy importante.

› Entre las razones del bajo interés, 43% de los jóvenes consideraron que los políticos son deshonestos: “Estamos muy mal debido a terceras personas”; 32% afirma que no le interesa; 13% no la entiende.  Algunos creen que, a pesar de que, “lamentablemente, la política suele ser deshonesta, el ignorarla sólo traerá más problemas, y que alguien a quien sí le importe la política va a hacer que de una u otra forma te cambie la vida, así que, en lugar de dejar la política de lado, seamos una nueva generación que pueda crear mejores ideas y leyes.”

› En cuanto a la religión, muchos jóvenes prefieren no tocar el tema. Ellos respetan la ideología de cada persona.

 

LOS RETOS DEL MILENIO

En México, y seguramente en todo el mundo, los jóvenes son un grupo muy heterogéneo. Varían la posición económica y social, el nivel educativo, las prácticas de producción y consumo cultural. Es muy probable que un joven de una comunidad rural marginada y un joven urbano universitario compartan sólo la edad, y tengan diversas preocupaciones e intereses.

Algunos rasgos de exclusión social, como el desempleo, son más notorios entre los jóvenes que entre los adultos.

La experiencia de muchos jóvenes mexicanos transcurre en un ambiente de dificultades y escasez de oportunidades: 6 de cada 10 no estudian ni el bachillerato ni la universidad; algunos consiguen empleos inestables y sin garantía, o se emplean en trabajos para los que están sobre calificados; 7 millones ni estudian ni trabajan; y unos más, emigran.

Según el INEGI, sólo el 30% de los egresados universitarios encuentra empleo en el primer año, y de ellos sólo la tercera parte lo hace en actividades relacionadas con sus estudios. A las familias del 66% de los jóvenes apenas les alcanzó para cubrir todos sus gastos; sólo un 20% de las familias pudo ahorrar algo.

Para el 74%, la característica más importante de un trabajo es que sea seguro, aunque no haya muchas posibilidades de progresar.

 

MIRADA POSITIVA VS GENERACIÓN CASTIGADA

2005. Más de dos terceras partes de los jóvenes mexicanos consideraban tener una situación económica mejor que la de sus padres cuando éstos tenían su edad (a pesar del crecimiento mediocre de la economía mexicana durante las últimas tres décadas, pobreza y marginación para los más, decreciente poder adquisitivo del salario mínimo y estancamiento de ingresos, violencia e inseguridad crecientes), y creían que sus hijos tendrían más oportunidades que ellos para conseguir trabajo, educarse mejor y tener servicios de salud. Se veían como eslabones de una cadena de progreso continuo.

2009. Según la encuesta levantada por las empresas de opinión GAUSSC y Lexis para la revista Nexos, el 49% de los jóvenes participantes consideró que sus padres vivían mejor o mucho mejor que ellos y sólo un 17% lo hacían peor o mucho peor. En contraste, el 41% consideró que sus hijos vivirían mejor o mucho mejor que ellos. Esta generación se mira a sí misma, según esta encuesta, como una generación “castigada”: peor de lo que estuvieron sus padres y peor de lo que estarán sus hijos.

2012. Según la Encuesta Nacional de Valores de Juventud, con todo y que la experiencia de muchos jóvenes estaba marcada por grandes dificultades y escasez de oportunidades, 92% decían sentirse felices.

2013. Según la encuesta de la empresa de medios Viacom entre jóvenes de 24 países de los cinco continentes, México era el país con mayor porcentaje de jóvenes felices.

2017. La generación Millennial busca un espacio laboral que la rete, le permita vivir y construir experiencia, a su vez desea que se le otorgue un balance y equilibrio entre su vida personal y trabajo, pero tienen preferencia por emprender su propio negocio.

 

VISIÓN DE FUTURO

A pesar de que niños y jóvenes son usualmente considerados el futuro, rara vez se toman en cuenta sus sueños, preocupaciones y propuestas para el futuro. Dado que son ellos quienes habrán de habitar ese futuro, no debieran quedar reducidos a ser espectadores. Los adultos suelen trazar su futuro, en lugar de enseñarles a pensar en él.

Para el investigador Antonio Alonso Concheiro está muy claro que si queremos evitar que niños y jóvenes queden atrapados en un mundo en el que serán sujetos pasivos frente a una realidad dictada por los adultos, es necesario incentivar sus capacidades para crear sus propias visiones del porvenir, y para insertarse en él.

 

FUENTES:

  • Ensayo “Jóvenes y niños mexicanos: visiones de futuro”, de Antonio Alonso Concheiro, Socio Consultor de Analítica Consultores SA de CV. México.
  • los40.com.mx/los40/2016/08/15/
  • www.eleconomista.com.mx/finanzaspersonales/jovenes-desean-emprender-mas-que-laborar-en-empresas

REDACCIÓN RSB

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here