¿Ejercicio durante tu periodo?

0
28

Lo que debes saber

Esos días del mes te hacen no querer ni salir de la cama, quedarte con compresas calientes y comer antojos; pero esto no te hará ningún favor. Aquí te compartimos la opinión de la doctora Alyse Kelly-Jones (Obstetra en Novant Health Mintview, clínica especializada en la mujer) acerca de ejercitar durante tu periodo.

 

EL TIPO DE EJERCICIO QUE HAGAS SÍ IMPORTA

Felicidades por el simple hecho de ir al gimnasio en días como estos. Cualquier ejercicio es mejor que no hacer ejercicio, pero si quieres sacarles el mejor provecho a tus esfuerzos:

Realiza una rutina de alta intensidad. Esto te ayudará a producir más endorfinas, las hormonas que nos hacen sentir bien, dice la experta. Las endorfinas ayudan a que el dolor sea menor y a deshacerte de las prostaglandinas (sustancias con funciones similares a las de una hormona) que pueden causar inflamación, contracciones en los músculos, dolor y fiebre. Así que mientras más endorfinas liberes, sufrirás menos cólicos. Otro motivo para realizar ejercicios de alta intensidad es que los niveles de progesterona y estrógeno están en su punto más bajo durante la menstruación, por lo que a tu cuerpo tiene más fácil acceso a los carbohidratos y al glucógeno, la energía que tu cuerpo necesita para terminar la rutina de ejercicio está más accesible y puedes hacerlo con más intensidad y rapidez.

Mejor cardio que pesas. Si tu meta es reducir tus síntomas durante tu periodo enfócate más en usar la caminadora que las pesas. La temperatura de tu cuerpo baja cuando tienes tu menstruación puesto que el nivel de hormonas es más bajo. Gracias a esto aumenta el tiempo que puedes guardar más calor sin cansar a tu sistema nervioso central. Es por este motivo que sentirás mucho más fácil realizar los intervalos cuando corras durante la mitad de tu ciclo. 

Inflamación del abdomen. Ejercitar puede ayudar a reducir la inflamación, pues cuando sudas tu cuerpo pierde agua.

Menos síntomas premenstruales. Si ejercitas 3 veces a la semana, concentrándote en ejercicios que aceleran tu ritmo cardíaco, los síntomas como dolores de cabeza, fatiga y dolor de pecho pueden disminuir. Los resultados de las investigaciones muestran que hay una relación directa entre la capacidad aeróbica y la intensidad del síndrome premenstrual (SPM): cuando tu ejercicio aeróbico aumenta, los síntomas disminuyen. (Diario de Medicina y Ciencias Biológicas)

 

EJERCITAR NO REDUCE EL FLUJO

Es probable que los primeros días de tu periodo, cuando el flujo es más pesado, sea cuando menos ganas tengas de hacer ejercicio; pero si éste es parte de tu rutina, sería buena idea mantenerlo. La Dra. Kelly-Jones dice que el ejercicio regular moderado puede ir reduciendo el flujo cada mes, haciéndolo un método regular preventivo. Esto se debe a que el estrógeno disminuye cuando se reduce la grasa corporal, por lo ejercitar y llevar una dieta sana puede significar menos grasa corporal, menos estrógeno y menos flujo menstrual. Ten en cuenta que el ejercicio no va a tener un impacto inmediato en tu flujo.

 

LESIONES

El tener que ajustar tu nivel de actividad durante tu periodo es un mito, a menos que sufras de flujo excesivo y corras el riesgo de anemia, lo cual te haría sentir más fatigada.

Algunos científicos han encontrado que las mujeres son más propensas a sufrir lesiones en la pierna en durante la fase pre-ovulatoria (entre los días 9 y 14 de un ciclo de 28 días) es decir, después de tener tu periodo), porque es cuando las hormonas se están produciendo de nuevo, los ovarios son estimulados y el folículo del ovario empieza a madurar.

Las investigaciones también muestran que puede haber lesiones durante la menstruación porque hay una diferencia en cómo se mueven las rodillas, comparada con la etapa de ovulación. Es importante fortalecer los músculos y trabajar en la coordinación para reducir el estrés en rodillas y tobillos.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here