Métodos para la eliminación de grasa

0
20

Por: Dr. Allan Ceballos Pressler · Cirujano Plástico

Tels. (33) 3611 22 32 / 33

Existen múltiples técnicas y tecnologías para la eliminación de la grasa del cuerpo, todas ellas usadas con la finalidad de mejorar el contorno corporal.

Métodos invasivos o quirúrgicos

Liposucción. La técnica más conocida y utilizada. La grasa es extraída de diversas zonas empleando cánulas. Las cánulas son instrumentos alargados con una punta roma o no cortante, en la cual se encuentran pequeños orificios. La cánula es conectada a una máquina de aspiración especial, y mediante succión, la grasa es retirada de las zonas a tratar. En algunas ocasiones, la grasa extraída puede ser reutilizada para su inyección en otras zonas del cuerpo en las que se requiera aumento de volumen, como los glúteos. Se han dado múltiples nombres a esta técnica, lo que ha sido motivo de confusión entre los pacientes; entre ellos se encuentran lipoescultura, liposucción HD (high definition) y liposucción 3D. La liposucción ultrasónica, láser, microaire, vaser, por mencionar algunas, son técnicas complementarias a la liposucción, ya que en todas ellas la extracción de la grasa es el objetivo principal. Cada una cuenta con características e indicaciones específicas según las necesidades del paciente y las preferencias del cirujano que realiza el procedimiento.

Métodos no invasivos

Actualmente existen 3 tipos de tratamientos realizados en el consultorio, con tiempos de recuperación mínimos o nulos, con la ventaja de poder continuar con la vida cotidiana:

Criolipólisis. Es a base de frío: se realiza un enfriamiento de las células de grasa a temperaturas congelantes durante una hora aproximadamente, provocando una cristalización de las células y su posterior remoción por parte del organismo, consiguiendo una disminución del grosor de la capa de grasa.

Radiofrecuencia selectiva. Produce la destrucción de las células mediante calor y la excreción de éstas por parte del organismo.

Láser. Se realiza mediante un método similar a la radiofrecuencia, con la eliminación de las células de grasa secundario a su calentamiento y destrucción.

Estos tres métodos cuentan con certificaciones internacionales, como la FDA en Estados Unidos, y estudios clínicos que avalan su efectividad y seguridad. La elección de cada método dependerá de las preferencias de los pacientes, sus características, antecedentes médicos y opciones disponibles.

Todos estos tratamientos producen resultados diferentes, sobre todo en el caso comparativo entre los métodos invasivos y los no invasivos; los procesos de recuperación son también muy diferentes entre ellos. La elección deberá basarse siempre conociendo las diferentes técnicas y alternativas para poder tomar la mejor decisión y alcanzar los objetivos planeados.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here