Relaciones tóxicas

0
39

En las relaciones tóxicas, una o ambas partes se sienten infelices, tristes o ansiosas la mayor parte del tiempo que pasan con la otra persona.

¿CULPABLE O INOCENTE?

Cuando nos sentimos infelices en una relación, por lo general culpamos a la otra persona; pero es necesario empezar por considerar que una relación de pareja implica dos partes… y ambas tienen su parte de responsabilidad en la situación.

Todos, en algún momento, hemos resultado ‘no gratos’ para otros. Eso se debe a que cada individuo posee diferente personalidad. Pero nunca será lo mismo la diferencia entre las personas, que una personalidad tóxica que sea fuente de desagrado y dolor constantes para la pareja.

Tu pareja puede ser reservada o tímida, pero si con el tiempo notas conductas egoístas y desagradables, o actitudes jactanciosas, ponte alerta. A la persona tóxica le ha costado tanto trabajo ocultar los monstruos que le asustan, que en ninguna circunstancia permitirá que alguien le haga sacarlos a la superficie. Si tan solo sospecha que alguien quiere acceder, reaccionará violentamente. Hará lo que sea, y contra quien sea, para que eso no ocurra.

 

SEÑALES

Siempre hay signos de la tendencia a la nocividad, ajena o propia. Los podemos leer con mayor facilidad en los demás, pero reconocerlos en nosotros mismos es mucho más difícil. Aunque son muchas las señales, aquí tienes 5 básicas de la persona tóxica:

  1. Siente constantemente que la vida es “mala” o “injusta” con él / ella. Detrás de esto se oculta el ego. Íntimamente tiene la firme creencia de que se merece sólo lo mejor y nunca los reveses de la vida. Olvida que la vida tiene subidas y bajadas, y que la aceptación y adaptación a unas y otras es lo que permite vivirla adecuadamente.
  2. Cuando alguien le da una opinión, en automático la rechaza o la toma como agresión. Busca rápidamente una defensa en contra de lo que siente como un peligro para su mermada seguridad. Se siente mal valorado y provocado. Sentir le impide pensar, así que percibe negativamente las opiniones del otro y surge el resentimiento.
  3. Es incapaz de reconocer el mérito ajeno. Cuando alguien en su entorno ha logrado obtener algo (aunque haya luchado mucho por alcanzarlo), siente envidia. En vez de reconocerlo, minimiza su mérito, achacándolo a la suerte.
  4. Se instala en el papel de víctima. Es incapaz de responsabilizarse por sus propias acciones: siempre es la otra persona quien afecta su vida. Es mucho más fácil encontrar excusas o culpables externos que reconocer las propias faltas.
  5. Llega a las agresiones verbales y/o físicas. Si tu pareja quiere controlar lo que haces, lo que dices, cómo te vistes y hasta lo que piensas; si todo lo que dices le parece tonto, infantil o aburrido; si te humilla o se burla de ti delante de la gente y luego dice que malinterpretaste o sólo era una broma, pero eres una persona muy sentida; si te maltrata emocional o físicamente (sea un apretón de brazo, un empujón o cualquier tipo de golpe), estás en una relación tóxica.

Usa toda tu sinceridad para decidir si has percibido estas señales en tu relación. Si solamente ves una, quizá tu pareja sólo sea una persona caprichosa o vanidosa.  Pero mientras más señales detectes, más posibilidades hay de que estés con una persona tóxica.

 

¿QUIÉNES MANTIENEN RELACIONES TÓXICAS?

Aunque cada persona y cada relación tienen sus particularidades, hay dos características comunes en las personas que mantienen relaciones tóxicas: baja autoestima y dependencia emocional.

Baja autoestima. Tienen una percepción y valoración negativas de su persona. Creen que no pueden continuar su vida sin la otra persona. Se preguntan: ¿Quién me va a querer?,“¿quién me va a cuidar?

Dependencia emocional. En este tipo de relaciones se tratan de suplir carencias afectivas, demandando amor de una forma casi adictiva. Aparecen expresiones del tipo “No puedo vivir sin ti”“sin ti no soy nada”. Cuando el amor se transforma en necesidad, se convierte en sufrimiento.

¡Cuidado! En este tipo de situaciones las personas se sienten solas y creen que ‘necesitan’ tener pareja por temor a lo que está por venir. No se dan cuenta de que el verdadero riesgo es tolerar relaciones que les hacen sentir personas devaluadas, humilladas y sumamente desafortunadas.

 

ALGO FALLA EN TU RELACIÓN

Hace tiempo que empezaste a pensar y a decirte: Si yo fuera capaz de expresarme y de explicar mejor lo que quiero decir, mi pareja no se enojaría tanto. Si no tuviera algún problema de percepción, mi pareja no se tomaría las cosas tan a pecho. Si no me tomara las cosas tan a pecho, me sentiría mejor. Si yo no estuviera siempre malinterpretando todo y haciendo un drama por cualquier cosa, la relación mejoraría. Mi pareja se comporta igual en el trabajo y/o con los amigos, pero ellos no son tan quejumbrosos o tan mandones como yo.

Y tú te crees todo lo anterior, así que te sientes culpable. Tú crees que tienes un problema, y sí lo tienes, y muy grande: ¡tu relación es tóxica para ti! Es demasiado intensa, invasiva, posesiva, exigente, tirana. Próxima pero ajena; familiar, pero extraña; amante pero enemiga. No entiendes cómo has llegado a ese punto, cuándo te equivocaste y acabaste sintiendo tanta tristeza, coraje y confusión. Ha llegado la hora de que tomes de nuevo las riendas de tu vida. La soledad y el temor que sentirás muchas veces serán un precio que habrá valido la pena cuando recuperes el privilegio de mandar sobre tu propio ser, de amar sin depender, ni sufrir, ni sacrificarte.

 

EL AMOR AUTÉNTICO

Si después de leer esto crees que vives con una personalidad tóxica, o que eres tú quien la tiene, ármate de valor y de humildad y busca ayuda profesional para que puedas llevar a cabo el trabajo que requiere salir de este tipo de actitudes y transitar por el camino que te llevará a ser libre y feliz. Recuerda que una buena relación significa felicidad, placer y bienestar. Para ser feliz necesitas ser amada/o tal cual eres, y amar a la persona con quien vives tal cual es.

Libro recomendado: “Tu corazón no está bien de la cabeza: Cómo salir de una relación tóxica”, de Lucía Etxebarria.

 

FUENTE:

  1. psicocode.com Relaciones tóxicas de pareja: cómo salir de ellas.

Por Lucía Pardo. 19 de septiembre, 2017.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here